Cuidados del embarazo durante el verano

¿Embarazada en verano? En mi caso me pilló hacia la recta final del embarazo y en lugar de enfocar en lo negativo que siempre te cuentan sobre pasar un embarazo durante el verano, preferí enfocar en disfrutar de mi primer verano con mi tan deseada barriguita y hacer todo aquello que le sentara bien a mi cuerpo en este momento tan especial.

Así que si estás embarazada este verano, me gustaría compartir contigo algunos tips que me funcionaron aquel verano para sobrellevar las altas temperaturas durante el – ¡tercer trimestre! – de embarazo.

1. Hidrátate bien. Por dentro y fuera. En verano siempre hay que prestar atención a la hidratación pero si estás embarazada todavía más. Se recomienda beber entre dos o tres litros de agua al día. Si eres de las que te cuesta beber agua, preparar agua saborizada con trocitos de fruta es una buena idea para animarte a beber con un toque más rico.

Presta también atención a la hidratación de la piel con cremas o aceites hidratantes para, de este modo, también ayudar en la aparición de estrías.

2. Protégete del sol. Durante el embarazo es fácil que te salgan manchas en la piel por la exposición al sol. Así que siempre que vayas a salir de casa ponte crema con protección solar 50,  un sombrero o gorra que te proteja  y evita salir en las horas centrales del día.

3. Haz ejercicio suave. Es bueno que te mantengas activa durante el embarazo. Puedes practicar unas clases de yoga prenatal (te recomiendo la plataforma de yoga online de Blue Bamboo donde puedes hacer yoga sin salir de casa). Otra opción es caminar, lo que te ayudará a mantenerte en forma y favorecer el parto.
*Si sales a caminar hazlo al inicio o a final del día para evitar las horas de más calor.

4. Alimentación saludable y preferiblemente rica en frutas y verduras. Por ejemplo, un gazpacho fresco, rico en antioxidantes y carotenos te sentará genial y además mantendrá hidratada.

Os comparto esta receta de mi querida Elizabeth González de @slownutricion, ideal para el verano y los días de calor:

Limonada diurética. Cuando la vida te da limones añade pepino rico en potasio y vitamina C y diurético cilantro o si lo odias, hierbabuena. Y hielo si no está suficientemente fría.
TIP: Conservala en la nevera y siéntete más ligera.

Ingredientes:
El zumo de un 🍋
Cilantro o hierbabuena fresca
Un pepino en rodajas (rico en potasio y vitamina C y diurético)
Agua y hielo.

5. Utiliza calzado cómodo que sujete bien el pie. ¿Sabías que durante el embarazo debido a la relaxina tenemos más facilidad de sufrir lesiones por torceduras?

6. Ropa cómoda, ligera y hecha con fibras naturales como algodón o lino que dejen transpirar la piel y te ayuden a mantener una temperatura corporal óptima.

7. Tips para piernas hinchadas. Si tus piernas se hinchan, alivia esta sensación dándote duchas de agua fría en las extremidades o levanta ligeramente los pies con un cojín en posición tumbada.

8. Descansa. No te sientas mal si necesitas dormir más de lo habitual. Es normal que te sientas más cansada. Permítete descansar todo lo que necesites. Para dormir hazlo preferiblemente sobre el lado izquierdo y con un cojín entre las piernas para aliviar la postura.

Espero que estos consejos te sienten bien y sobretodo te deseo que disfrutes de un verano muy especial con tu barriguita.

Un abrazo,

Mireia

Mireia

¡Hola! Soy Mireia, fundadora de Nonotú y mamá de una niña. Desde esta ventana me gustaría compartir contigo mi manera de entender la maternidad desde un lugar más consciente, sostenible y slow donde contarte todo aquello que a mi me ha servido o inspirado en mi vida como mamá emprendedora. 
suscríbete a nonotú journal

Recibe antes que nadie nuestras novedades y consejos para vivir tu maternidad slow

Copyright © 2022 - nonotú

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.