Compras MINIMALISTAS para el recién nacido

Una de las preguntas que siempre, siempre te haces cuando estás embarazada es ¿qué voy a necesitar para el bebé?, ¿qué cosas tengo que comprar? No quiero pasarme pero tampoco quiero quedarme corta.

¿Es posible ser minimalista y sostenible con un bebé? La respuesta es que sí. Además, la maternidad es una estupenda manera de incorporar estos nuevos hábitos de sostenibilidad y minimalismo en nuestra vida.

Si vas a ser mamá por primera vez, todo va a ser nuevo para ti… ¿Qué mejor manera que de hacerlo que siendo responsable con el planeta? Aprendamos para ser un bonito espejo en el que nuestros hijos se puedan reflejar.

Antes de nada quería dercirte que lo primero y principal para tu bebé ya lo tienes, eres TÚ. Tus brazos, el sonido de tu corazón, tu calor…  Igualmente, voy a intentar ser práctica, me imagino que si estás leyendo es porque quieres saber qué necesitarás.

¿Qué vas a necesitar para el bebé y cuándo deberías empezar a buscar opciones?

Las cosas que igual te llevará más tiempo elegir y que sería recomendable que, de acuerdo a sus plazos de entrega empezaras a mirar en el segundo trimestre son:

  • Carrito o silla de paseo

Aquí te diría que te informes bien sobre los modelos que hay y cual es el que mejor se adapta a vosotros según dimensiones, comodidad, etc. Y que penséis a largo plazo ya que es algo que os servirá para al menos 3 años, por lo que sería interesante que fuera cómodo para las diferentes etapas del bebé. ¿Qué tener en cuenta?

Si tiene capazo para recién nacido.

La posición de la silla (de cara a ti o hacia fuera)

Si es cómodo para llevarlo con una mano

El tamaño de las ruedas según donde lo lleves

Que el plegado que sea fácil

Que el bebé vaya cómodo durante todo el período (entre 0 meses y 3 años)

  • Cuna

¿El tamaño de la cuna importa? SÍ, y es que cuando el bebé tiene pocos meses tiene una necesidad innata de sentirse recogido para estar tranquilo, ya que hasta hace nada se encontraba en el útero de mamá. Por lo que sí es importante que la cuna para estos primeros meses sea de un tamaño proporcional al bebé como sería una minicuna o moisés. Además, esto te va a permitir tener la cuna en el salón para que el bebé duerma mientras tú haces vida fuera del dormitorio durante el día.

¿Vas a querer hacer colecho con tu bebé? En caso de ser así, la manera más segura de hacer colecho con el bebé es con una minicuna colecho homologada. Esta opción te permite tener a tu bebé al lado manteniendo un espacio seguro para él.

  • Silla para el coche

Aquí también te recomiendo que investigues sobre las diferentes sillas que hay en el mercado y que elijas la que mejor se ajuste a vuestras necesidades. Lo que sí, súper obligado que la silla se pueda colocar a contramarcha y que mantengas al niño en esta posición hasta la máxima edad posible porque es lo más seguro. Otro aspecto que tendrías que tener en cuenta con la silla es la reclinación y sujeción para cuando el bebé es recién nacido y que su cabecita no vaya hacia delante. Esto va a depender tanto de la silla como de la inclinación del asiento del coche. Además, si es posible, elige una silla que reúna varios grupos. ¿A qué me refiero? Por ejemplo, una silla del grupo 0/1 os servirá desde recién nacido hasta que el niño tenga unos 3 o 4 años. Es ideal porque podrás así alargar mucho más su vida útil.

Para el tercer trimestre podéis dejar cosas que no os van a requerir comparar tanto y que podéis comprar en el momento como son estos imprescindibles:

  • Pañuelo o mochila de porteo. Tiene una gran cantidad de beneficios para el bebé y para los adultos, ya que nos permiten tener al bebé junto a nosotros mientras nuestros brazos están libres para poder hacer otras tareas. Además, el peso del bebé se reparte mejor sobre nuestra espalda evitando molestias musculares.

  • Bodys y pijamas. De esto deberás tener unos cuantos ya que es muy probable que tengas que cambiarlo varias veces al día porque se ha manchado. Intenta que sus primeras prendas sean de algodón orgánico certificado. Esto es importante para el cuidado de su delicada piel.
  • Ropa para el bebé. Antes del nacimiento, uno o dos conjuntos de ropa es suficiente ya que lo más cómodo para el bebé es ir con pijama y además la talla real del bebé no la sabrás hasta que nazca. Sé que apetece mucho comprar ropa durante el embarazo pero de verdad que tendréis tiempo de hacerlo si lo necesitáis más adelante.

  • Muselinas. Súper esenciales y útiles para todo tipo de circunstancias con el bebé.
  • Esenciales de aseo del bebé. Jabón, aceite o crema hidratante, pañales, toallas.

Y si en algún momento dudas de comprar o no algo para tu bebé, te animo a que te hagas estas 3 preguntas:

  • ¿Lo necesito realmente?
  • ¿Hay algo de lo que tengo que puede cubrir esta necesidad?
  • ¿Lo puedo comprar más adelante si es necesario?

Las respuestas te llevarán naturalmente hacia una maternidad más minimalista y sostenible.

Por último, si cada vez que tenemos que incorporar alguna cosa lo hacemos con productos sostenibles y de empresas locales, estaremos aportando al planeta y a la sociedad que estamos construyendo. Muchos pequeños gestos hacen grandes cambios.

Gracias por leerme. Espero de corazón que estos consejos te hayan ayudado.

Te abrazo fuerte.

Mireia

Mireia

¡Hola! Soy Mireia, fundadora de Nonotú y mamá de una niña. Desde esta ventana me gustaría compartir contigo mi manera de entender la maternidad desde un lugar más consciente, sostenible y slow donde contarte todo aquello que a mi me ha servido o inspirado en mi vida como mamá emprendedora. 
suscríbete a nonotú journal

Recibe antes que nadie nuestras novedades y consejos para vivir tu maternidad slow

Copyright © 2022 - nonotú

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.