¿Cómo tapar a tu bebé si nace en otoño?

Una de las dudas más frecuentes de toda mamá es cómo tapar al bebé según la estación del año en la que nacerá. ¿Cómo sabremos que no pasa ni frío ni calor? ¿Me estaré pasando tapándole? 

En este post te hablaré de las mejores opciones para tapar al bebé que nace durante el otoño cuando duerme y te daré un tip infalible para saber si el bebé tiene frío o calor.

El otoño, al igual que la primavera son estaciones con temperaturas muy variables sobretodo hacia el principio y el final de la estación. Así que si es tu caso de que el bebé nacerá entre septiembre y octubre (cuando empieza el otoño) es posible que vayas a necesitar tener preparadas varias opciones.

Con un saco de dormir de grosor intermedio podemos adaptarnos perfectamente a todo el otoño, la clave va a ser combinar el saco con diferentes prendas según lo abrigado que necesitemos que esté el bebé. 

Por ejemplo, en los días que todavía no hace frío podemos poner al bebé dentro del saco simplemente con un body. 

A medida que vaya haciendo más frío incorporaremos más prendas, por ejemplo body de manga larga + pijama finito + saco o para días fríos body de manga larga + pijama gordito + saco. 

¿Y cómo sé si mi bebé tiene frío? 

Lo de tocar las manos o los pies del bebé para saber si tiene frío es un falso mito que nos puede llevar a sobreabrigar al bebé. Y aquí me gustaría recordar que este es uno de los motivos por los que aumentan los riesgos de muerte súbita del lactante (MSL). 

Para saber si el bebé tiene frío o calor, debemos tocar en la zona de la nuca. Es aquí donde vamos apreciar su temperatura corporal ya que las extremidades del bebé siempre suelen estar más frías porque tienen menor riego sanguíneo en estas zonas del cuerpo ya que su sistema circulatorio es todavía inmaduro. 

El saco de dormir es la opción más segura que existe para abrigar al bebé mientras duerme reduciendo los riesgos de MSL por varias razones: 

  • Evitamos el sobrecalentamiento ya que al tener los brazos sin mangas ayuda a la termorregulación.
  • Evitamos que pueda taparse las vías respiratorias como podría pasar si tenemos mantas sueltas en la cuna. 

La recomendación de todas las instituciones pediátricas son que el bebé debe dormir siempre boca arriba sin cojines o mantas sueltas a su alrededor ya que estas podrían ser un peligro aumentando el riego de la MSL. 

La mejor solución para abrigar al bebé en otoño es con un saco de dormir de grosor intermedio combinándolo con diferentes bodys y/o pijamas según la temperatura. 

SI la temperatura de la habitación va a estar entre 18-21º el saco con TOG 2,5 sería la opción perfecta para otoño. 

Espero que este artículo te haya resultado útil ahora que cuentas con más información.

Si tienes cualquier duda o te gustaría sugerir un tema para un próximo artículo, por favor escríbeme a info@nonotu.com

¡Que tengáis feliz final de verano!

Mireia

¡Hola! Soy Mireia, fundadora de Nonotú y mamá de una niña. Desde esta ventana me gustaría compartir contigo mi manera de entender la maternidad desde un lugar más consciente, sostenible y slow donde contarte todo aquello que a mi me ha servido o inspirado en mi vida como mamá emprendedora. 
suscríbete a nonotú journal

Recibe antes que nadie nuestras novedades y consejos para vivir tu maternidad slow

Copyright © 2022 - nonotú

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.