Cómo simplificar el cambio de estación con tu bebé

Al mes de Septiembre le tengo un cariño muy especial ya que siempre lo veo como un nuevo comienzo en el que poner nuevas intenciones.  Además coincide con el mes en el que cumplo años, igual esto tenga también algo que ver 😉 

Pero septiembre también es sinónimo de la entrada del otoño, un momento en el que apetece más recogerse en casa, cocinar nuevas preparaciones más calentitas y volver a ese momento en el que te tapas con mantita (creo que después de este caluroso verano todos soñamos un poco con este momento). 

Aquí te voy a dar algunos consejos útiles para adaptarnos de manera sencilla toda la familia a la llegada del otoño que a nosotros en casa nos funcionan: 

  • SACOS. Los textiles para dormir es una de las cosas a las que deberemos prestar atención. Con la bajada de las temperaturas necesitaremos empezar a tapar al bebé durante sus horas de sueño y nada mejor que un saco de dormir para evitar que el bebé se destape durmiendo, mantener una temperatura corporal estable y también y súper importante reducir el  riego de Muerte Súbita del Lactante. Ya que tener mantas, colchas, cojines… sueltos en la cama está desaconsejado ya que podría en cubrir las vías respiratorias del bebé en algún movimiento.  Otra recomendación es que los textiles que utilices sean 100% algodón y a ser posible de algodón orgánico certificado.

  • ALIMENTOS DE TEMPORADA: Con el cambio de estación también es muy interesante volver a poner el foco en nuestro menú semanal ya que los alimentos de temporada nos van a ayudar a mantenernos más saludables. Algo que me maravilla es que la tierra siempre nos da los alimentos con los nutrientes que necesitamos en cada momento del año. Personalmente la calabaza me parece uno de los alimentos más ricos y versátiles del otoño. Tanto para preparaciones dulces como saladas es una delicia. Además por su textura y sabor dulce es un alimento ideal para comenzar con la alimentación complementaria si te encuentras en este momento. Otros alimentos de temporada son: manzana, calabaza, coliflor, peras, brócoli, castañas,…

  • CÓMO ACOSTUMBRARSE A LOS DÍAS MÁS CORTOS. Una manera de hacerlo es ir adelantando poco a poco la hora de irse a dormir aprovechando que los días se van haciendo poco a poco más cortos y que no nos pille de golpe el cambio de hora de invierno a verano. Puedes ir adelantando la hora cada día unos 10 minutos de esta manera el cambio será más gradual. 

  • A LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA. Dentro de casa la temperatura óptima será sobre 20º. Prestar atención a los momentos en los que dejamos abiertas las ventanas para evitar que la casa baje demasiado su temperatura y reducir gasto energético. Con ventilar 10 minutos la casa es más que suficiente. 

Al salir de casa tendremos que tener la previsión de salir debidamente abrigados y si salimos con el bebé es aconsejable llevar siempre a mano una mantita para arroparle en un momento dado. 

Y ante la duda de si el bebé tendrá frío, no guiarnos nunca por la temperatura de sus manitas o de sus pies ya que estos siempre tienden a estar más fríos debido a que su sistema circulatorio todavía es inmaduro. Para saber la temperatura corporal del bebé lo mejor es siempre tocar la zona de la nuca. 

¡Ojalá que os sirvan estos consejos para que podáis sobre llevar el cambio de estación con vuestros bebés de la mejor forma posible! Y ti tenéis consejos que queráis compartir por aquí o por Instagram con el resto de mamás, serán bienvenidos.

¡Feliz día a todas!

Mireia

¡Hola! Soy Mireia, fundadora de Nonotú y mamá de una niña. Desde esta ventana me gustaría compartir contigo mi manera de entender la maternidad desde un lugar más consciente, sostenible y slow donde contarte todo aquello que a mi me ha servido o inspirado en mi vida como mamá emprendedora. 
suscríbete a nonotú journal

Recibe antes que nadie nuestras novedades y consejos para vivir tu maternidad slow

Copyright © 2022 - nonotú

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.